Portada » Columnistas » Causas, azares y luchas » Cuadrados perfectos y círculos cerrados en la actualidad Europea

Cuadrados perfectos y círculos cerrados en la actualidad Europea

Por Andrés Expósito , 15 junio, 2014

El fanatismo germina y florece en supuestos cuadrados perfectos y en círculos cerrados e interminables, no en ventanas y puertas abiertas.  La reflexión y la comprensión deben apoyarse para validar la estructura, el compendio y la salubridad de la resolución y la evolución que trae ese atisbo que proporcionan las ventanas y puertas abiertas: otros lugares y formas, costumbres y posibilidades.

Residimos en la irrisoria creencia que esas esquinas que transitamos habitualmente, esos ángulos perfectos de 90º que se sostienen en ordenados, alfombrados y claros cuadrados, o esos círculos interminables que hacen del siguiente día un duplicado y repetición del anterior, deban ser los oasis idílicos y exclusivos que toda persona o ser humano deba aplaudir y elucubrar como verdad y certeza ante otras.  La desconsideración de pensar que no hay otras esquinas, opiniones, realidades, posibilidades y costumbres, que contengan el conocimiento y el argumento para secundar el florecimiento y el tránsito de la vida, solo presupone semillas y esencias de fanatismo ideológico y de primitivas involuciones.

La actualidad y el proyecto europeo, atienden, componen y se dirigen hacía líneas y trazos que esbozan y han esbozado en otras épocas, esos “supuestos” cuadrados perfectos y esos círculos cerrados e “interminables”.  Se observan y aprecian anotaciones en ese cuaderno de viaje europeo, emborronadas e hilvanadas por las cúspides del Poder Político y Empresarial, constantes y paisajes donde problemas y situaciones que parecían encauzar previsiones colmadas de claridad y color, han vuelto sin embargo, a ennegrecer y a oscurecerse.  La posibilidad del ciudadano queda maniatada y proclive al esclavismo subliminal y voluntario, hacinados y atrincherados en las ciudades entre cemento y hormigón, donde no crecen, ni se arman, ni componen frutos que desarmen y desahucien las hambrunas y las necesidades lógicas y aceptables para convivir y residir de una manera laudable y humana.  Y así, los días solo parecen traer otros días, relegarnos del presente y adormecernos en mañanas que solo traerán símiles situaciones, las pasadas, llenas de desamparadas constantes y de embargadas sonrisas y felicidades.

Los “supuestos” cuadrados perfectos o los círculos cerrados e “interminables”, parecen, una vez más, traernos dictatoriales y regios conceptos, sin atisbar que afuera de ellos, la pluralidad y la probabilidad es extensa e infinita, y las mañanas se despiertan en disímiles y múltiples lugares y formas.  Los ángulos de 90º  de las esquinas de los cuadrados que proyectan, en un principio, en una inicial ojeada, orden, rectitud y perfección, solo proclaman ceguera, tozudez y exclusivismo, al igual que los “interminables” círculos cerrados, y es en esa manera que dentro de los mismos emergen y florecen sus particulares fanatismos, aislándose y protegiéndose y negando la realidad exterior.

No interesa, por otro lado, proyectar ventanas y puertas que supongan otros conceptos, argumentos y posibilidades, pues ello devaluaría y pondría en entredicho los suyos propios.

2 Respuestas a Cuadrados perfectos y círculos cerrados en la actualidad Europea

  1. Pingback: Cuadrados perfectos y círculos cerrados en la actualidad Europea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.