Comentarios recientes

Portada » Entrevistas » ENTREVISTA A LARA AJO BARTOLOMÉ: “NADIE ESTÁ LIBRE DE PADECERLO”

ENTREVISTA A LARA AJO BARTOLOMÉ: “NADIE ESTÁ LIBRE DE PADECERLO”

Por Malena Ramos , 30 junio, 2021

El 2 de junio fue el día mundial de las TCA (Trastornos de Conducta Alimentaria), y hoy vamos a conocer el relato de una persona que lo ha vivido. Se llama Lara Ajo Bartolomé, una joven canaria de 31 años, aunque actualmente habita en Valladolid. Una persona muy fuerte y llena de energía que hoy quiere enseñarnos cómo fue vivir con bulimia.

 

 

M. R. -Hola, Lara. Bienvenida. ¿Cómo te encuentras actualmente?

L. A. B. -¡Hola, Malena! Muy bien. Mis problemas con la alimentación han sido superados, aunque sigo con apoyo psicológico. Es una enfermedad de la que se sale, pero es importante estar alerta para no recaer.

 

M. R. -¿Te afecta más a nivel psicológico o físico?

L. A. B. -Cualquier TCA es una enfermedad que principalmente afecta a nivel psicológico, ya que es un trastorno mental. Luego, depende de lo lejos que lo lleves, te afecta a nivel físico. En mi caso, tuve la boca muy estropeada debido a los vómitos, y el pelo bastante débil debido a la falta de vitaminas de los alimentos. Acudo de forma moderada al dentista y a la peluquería y voy mejor.

 

M. R. -¿Cómo vives tu día a día? ¿Lo tienes en mente siempre?

L. A. B. -Mi día a día es normal, pero cuando estás enfermo sí. Lo tienes en mente siempre. Continuamente piensas en la comida, en saciar tu ansiedad con comida y en los remordimientos posteriores.

 

M. R. -Debe de ser muy duro, pero siempre es bueno pedir ayuda de profesionales como bien has dicho. ¿Qué le dirías a la gente que está pasando por ello?

L. A. B. -Que se sale. Aunque les parezca un túnel sin final, lo tiene. Las caídas son necesarias, que aprendan de ellas, que el camino es largo, no es algo que se solucione de hoy para mañana, pero el esfuerzo merecerá la pena.

 

M. R. -Hoy en día, cuando hablas de tu experiencia… ¿Te produce malestar y sensaciones negativas?

L. A. B. -No, para nada. Primero, porque siento que con ello puedo ayudar a otras personas que están pasando por lo mismo y, por otro lado, pienso que me ha hecho fuerte y la persona que soy hoy es gracias a esto.

 

M. R. -Es un acto muy altruista por tu parte, y muy necesario. Estarás muy orgullosa de ello…y no es para menos.

L. A. B. -Claro, es lo mismo que recibí yo por parte de todos los compañeros, voluntarios y profesionales cuando llegué a la asociación en la que me ayudaron a mí.

 

M. R.- ¿Con cuántos años lo sufriste? ¿Cómo te diste cuenta de ello?

L. A. B. -Yo me empecé a dar cuenta de que algo me pasaba con 17 años, aunque en mi casa dicen que lo notaron antes. Estaba triste, comía con ansiedad y nada me calmaba. Además, luego sentía culpabilidad al comer tanto y con tanta ansiedad.

Mis padres me llevaron a una asociación especializada en TCAs, ACLAFEBA. En cuanto llegué allí, me diagnosticaron bulimia nerviosa, y un equipo completo, mediante terapia multidisciplinar, hizo que mi vida cobrara sentido de nuevo.

 

M. R. -¿Nos podrías hablar un poco de esa asociación? ¿A qué se debe el nombre?

L. A. B. -ACLAFEBA es la asociación castellanoleonesa de ayuda a familiares y enfermos de bulimia y anorexia, de ahí su nombre. Está formada por un equipo técnico de profesionales, psicólogos, nutricionistas y psiquiatras, liderada por el Doctor Bombín, que es quién lo fundó, y por voluntarios que acogen a las personas que llegan a la asociación. La asociación sigue una terapia multidisciplinar, es decir, el paciente es atendido tanto por el psiquiatra como por la psicóloga y la nutricionista, para poder atacar la enfermedad por todos los frentes necesarios.

 

M. R. -¿Sigues actualmente colaborando ahí? ¿Con qué frecuencia asistes?

L. A. B. -Sí. Cada 3 semanas tengo consulta.

 

M. R. -¿Crees que se le da la importancia necesaria o es un tema tabú?

L. A. B. -Creo que ya no es tan tabú como lo era antes, pero la gente aún no es consciente de que cada vez es una enfermedad más frecuente y que la sufre la sociedad inconscientemente. A la gente no se le diagnostica y vive pensando que solo tiene ansiedad por la comida, por lo que a veces ese nombre asusta un poco por el concepto erróneo que tenemos de él, pero nadie está libre de padecerlo.

 

M. R. -Sí, cada vez es menos tabú, pero hay que seguir ayudando. Muchas gracias por tus palabras y tus reflexiones, Lara. Espero que todo te vaya bien y consigas todo lo que te propongas. Creo que en esta vida es fundamental la actitud, hagas lo que hagas, y la tuya es envidiable.

L. A. B. -¡Muchas gracias, Malena!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.