Portada » Sin categoría »               A 35 mm. Una tarde de cine. Lo mejor de dos mundos

              A 35 mm. Una tarde de cine. Lo mejor de dos mundos

Por Francisco Collado , 27 abril, 2024

Francis. J. Quirós

La propuesta de Francis J. Quirós aúna la disciplina del teatro y la del cine en una producción netamente extremeña.  Un original punto de partida donde, a modo de platónica caverna, las dos actrices protagonistas observan la pantalla mientras los espectadores las observan a ellas. En el camino, un encuentro donde hay un viaje de retorno a los afectos, a la entrega y a las situaciones de dependencia.

Francis J. Quirós estructura alrededor de tres cortometrajes, realizados a lo largo de ocho años. La Cama narra la historia de un hombre que descubre que no puede escapar de la cama. Está protagonizada por Elías González y la música está compuesta por Chloé Bird. En un continuo retorno (al modo de Sísifo), un hombre debe reconstruir el angustioso puzzle vital que le aprisiona en la habitación buñuelesca.

Un viento inhóspito y tórrido azota durante la Navidad en un mundo postapocalíptico. En ese paramo y en el interior de un cine destruido (Teatro Cine María Luisa), Adriana Galán (La pequeña Leona) tratará de sobrevivir  frente a la violencia de un intenso Jesús Manchón y con la compañía del mendigo Tomás (Francis j. Quirós) que juega con Darth Vader y otras figuras. El padre está interpretado por José Vicente Moirón. La atmósfera está bien conseguida, con uso de contrapicados y hábil manejo de cámara en las persecuciones. Una reflexión sobre la capacidad del ser humano para sobrevivir.

Los últimos de Sol, cierra la trilogía quirosiana sobre personajes anclados físicamente (o mentalmente) en un territorio del que no pueden salir. En el más denso y maduro de los cortometrajes. De notables diálogos y una poderosa esgrima verbal entre el guardia (Francisco Blanco) y el prisionero homosexual (Juan Carlos Tirado) en dos papeles sobresalientes. La apuesta por el blanco y negro potencia el aspecto atemporal de una escenografía que consigue transmitir el patetismo, la opresión  del entorno, pero con una vía abierta a la ternura y la reconciliación. El epílogo, casi lindando con el realismo mágico tiene el sello del autor, Juan Copete, que desarrolla en escaso espacio de tiempo dos personalidades enfrentadas pero no contrapuestas. Está basada en un texto del dramaturgo Juan Copete.

Los nexos entre las partes cinematográficas y las puramente teatrales están tratados con fluidez y sencillez, con el apoyo de la naturalidad interpretativa de Ana Trinidad y Sara Jiménez. Un acercamiento a problemas cotidianos lleno de ternura. El soporte musical de Víctor G Sánchez potencia los instantes, apaciblemente humanos. Esta “tarde de cine” es una propuesta necesaria, agradecida y llena de humanidad en las manos del polifacético Francis J. Quirós.

Texto y Dirección: Francis J. Quirós

Reparto: Ana Trinidad y Sara Jiménez

Banda Sonora Original: Víctor G. Sánchez

Diseño Iluminación: Alfonso Rubio

Diseño Escenografía: José Luis Quirós

 

4 Respuestas a               A 35 mm. Una tarde de cine. Lo mejor de dos mundos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.